Click acá para ir directamente al contenido

Recomendaciones de salud

Revisa los requisitos de vacunas y precauciones sanitarias.

Contratar un seguro de salud es esencial al momento de planificar su viaje. Ante la eventualidad de un imprevisto (accidente, pérdidas, robo, entre otros) de usted o su familia, será de su entera responsabilidad cubrir cualquier costo que esto implique al momento de no contar con ello.

Infórmese bien acerca de las condiciones del seguro contratado.

Niños, mujeres embarazadas y pacientes crónicos

En general, los niños menores de dos años, deben estar al día con sus vacunas. En caso de estar con alguna vacuna pendiente, deben ponerse al día, antes de realizar el viaje.

También deben considerar algunas medidas específicas. La vacunación contra la Fiebre Amarilla y la polio sólo se debe administrar a una mujer embarazada si existe un riesgo sustancial de contraer la enfermedad. Pueden recibir la vacuna contra la influenza a partir de la semana 13 de gestación.

Las personas con patologías crónicas y las mayores de 65 años deben tomar una precaución extra esencial: llevar una lista con el nombre genérico de los fármacos que normalmente toma o que puede necesitar, así como de los efectos secundarios que le producen otros productos. Se recomienda portar receta de los medicamentos de uso habitual.

Antes de salir de viaje infórmate si existe alguna enfermedad en el país que vas a visitar.

 

  • El Vacunatorio Internacional atiende de: Lunes a jueves de 8:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas. Viernes de 8:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 16: 00 horas. El teléfono de contacto es el 7576057.

 

  • Puede solicitar esta información en el Vacunatorio Internacional, donde se requiere que usted complete un cuestionario con la información básica de su viaje. Posterior a esto recibirá las recomendaciones vía correo electrónico o vía fax. Otros centros de información a viajeros están en la Clínica Alemana y la Clínica Las Condes.

 

  • Obtén un seguro de Salud. Tener este seguro podría significar la diferencia entre ser atendido adecuadamente o recibir sólo atención de nivel primario o básico, que en una situación de mayor gravedad puede poner en riesgo su vida o incurrir en elevados gastos.